Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 28 de abril de 2010

Ninguna calle llevará tu nombre


Un criminal menos
A dormir van los Augustos
El sueño de los injustos
En el infierno del Dante
Salvador Allende queda
Saliendo de la moneda
Con los dos pies por delante

Ay, pobre doña lucía,
El domingo que cumplía
Ochenta y cuatro enviudó.
Que obscenidad generales
De gala en los funerales
La puta que los parió

Iceberg en la memoria,
Neruda, Carmelo Soria,
Tú, Letelier, Victor Jara.
¿A tal verdugo, clemencia?
Lo que dicta mi conciencia
Es escupirle en la cara.

Garzón tuvo dos garzones
Cuando con nulas opciones
Ordenó busca y captura
De luxe pero un calvario
Pasó el felón victimario
Con su máster en tortura.

Pinochetín, de buen nieto
Se pasó, con un panfleto
Que ultramilicó su furia.
Por suerte el de Prats, carajo
Redimió, con un gargajo,
Tanta muerte, tanta injuria.

Los momios lloran de pena,
Los rotos rompen la escena
Huérfanos de tanto hermano.
Arde la capilla ardiente
Donde, de cuerpo presente,
Sigue jodiendo el tirano.


(...)Ninguna calle va a llevar tu nombre en muros del futuro - Manuel García

lunes, 12 de abril de 2010

Seguir el Sol


Seguir el sol es una tarea extenuante. Empecé esta empresa desde que tengo uso de memoria. Razones: ni idea. Algunos dicen que huyo de la temible noche, otros que sigo un sueño imposible. Lo único cierto es que cegado por su brillo y calor le he entregado mi vida por completo. Mi primer recuerdo es un rayo de sol en la cara. Yo, niño, puro, maravillado, decidí jamás volver a perderlo de vista. Lo seguí a gatas, luego dando vacilantes pasos. Ya más crecido corrí velozmente tras él. Cada día más cerca, cada día más embelesado con su sacra hermosura.

Una tarde, más extasiado que nunca antes en mi agitada vida, creí que lo alcanzaría. Corrí con un vigor inhumano digno del mejor de los guerreros de Esparta. Estiré mi mano, estaba a sólo un palmo de mí, con toda decisión salté, me arrojé sobre él, mi corazón casi de sale de su lugar cuando creí que por fin lo había conquistado, que él y yo seríamos por siempre sólo uno, pero no. Todo fue un espejismo, estaba tan lejos como siempre lo estuvo. Con mis sueños hechos trizas seguí persiguiéndolo tratando de olvidar lo recién acontecido. Saber que era tan lejano e imposible lo hizo aún más hermoso.

Hoy es un día especial: Cumplo 161 años. 161 años de sueños, 161 años de sol. Pero lo que lo hace especial no es la conmemoración de mi natalicio. Hoy, en la penumbra de mi vida, decidí ver mi primer atardecer. Así es, mi carrera hacia el sol está terminada. Los éxitos y fracasos sólo los evaluará Dios una vez que mi cuerpo cansado y mi alma perseverante dejen de ser uno solo. Junto a mi pasarán otros que también persiguen a mi tan anhelado. Yo los saludaré con una sonrisa amable y los veré irse con los últimos rayos de luz del día.

Debo aprontarme; hoy me presentaré frente a esa que llaman luna. Dicen que cautiva, que enamora, al igual que el sol.

viernes, 9 de abril de 2010

El misterioso mundo de la Maui

Mi billetera es una verdadera oda al pluralismo, a la diversidad...incluso un poco al absurdo. La tengo hace un buen tiempo, tanto que no me acuerdo desde cuando, pero su importancia no radica en cuanto costó, quien me la regaló o cuanto dinero tiene, sino en todos los recuerdos que en ella se almacenan.

Una foto de un tipo muy parecido a mi es lo primero que se ve en el bolsillo izquierdo. Tiene sólo una ceja y un lunar a la derecha de sus labios gruesos, tal como yo los tengo, pero no tiene el pelo largo, ni bigote de Don Ramón, ni esos largos pelos en el mentón que juegan a ser una barba. Ese yo de hace poco más de un año atrás que fue retratado en la foto en blanco y negro que descansa en la Maui tenía sus ideas definidas, aspiraciones claras, era intolerante al fracaso y creíase inteligente. Menos mal que sólo es una foto.

Un poco más atrás está la sección fotos se esconde la sección entradas. De ahí sobresale una que sus puntas reflejan el paso del tiempo y del roce: Partido Chile-Argentina. Usted estará pensando en esa gloriosa noche en el estadio nacional, en que por primera vez en la historia de las clasificatorias, Chile le ganó al combinado Trasandino. Seguramente recordará la gracia que un tipo chico y frentón le hizo a la agrandada nación vecina, también los bocinazos y ceacheís en las plazas, pero lamento desilusionarlo... no es a eso a lo que me refería.
Martes 22 de Enero de 2008, Estadio Roberto Bravo de Melipilla, Sudamericano Femenino Sub-17. Miguel: Javier, vamos a melipollo a ver el partío con Colombia. Javier: Nah, mejor vamos al con Argentina. Las Argentinas son más ricas. Miguel: Será po... Dicho y hecho, el cuarto martes de enero partimos a Melipilla sin saber donde estaba el estadio, sin prever el calor que haría ni el espectáculo que presenciaríamos. La fila gigante fue un pelo de la cola...Chile sólo necesitaba empatar para pasar a la siguiente ronda Y LE METIERON 4!!!!! Y las Argentinas??? Feas como ellas solas!!!. Un poco humillados por la goleada, y risueños por el repertorio de garabatos aprendidos, volvimos a San Antonio con un paquete de ramitas de queso y una entrada para el recuerdo. Plata y tiempo perdidos? Para nada. Hay cosas que el dinero no compra (como diría Mastercard), como una larga caminata sin rumbo y mucho tiempo para hablar de la vida. La regla es caminar.

Cartas de la época escolar, boletas, un condón que inspira poca confianza, papeles de dulces, un sobre de azucar vacío y un kino con un premio que nunca cobré, pasan a engrosar la lista de los recuerdos de la Maui. También hay unas cuantas monedas, pero ellas no importan; las gastaré mañana.